Recuerdos

Malillos de los Oteros
con orgullo te recuerdo,
que gente tan grande tienes
aún siendo tan pequeño.

El veinticinco de julio,
Santiago nuestro patrón,
fiesta, bailes, alegría
y una gran procesión.

Santo, apóstol, peregrino,
patrón es de España entera,
nos sentimos muy honrados
de tenerlo en nuestra Iglesia.

Nostalgia siento al pensar
en la gente de este pueblo,
que sufrió tantas penurias,
que dejó tantos recuerdos.

En medio del campo están
bodegas y barcillares,
que gran placer visitar
estos sagrados lugares.

Dicen que no había vecino
que no tuviera bodega
y viña de prieto picudo,
aunque ésta fuera pequeña.

Que herencia tan hermosa
de nuestros antepasados,
que bodegas tan grandiosas
 y fruto de un gran trabajo.

Las viñas y las bodegas
pasaron de padre a hijo,
ahora ya abandonadas
por tener otros oficios.

Todo el mundo trabajaba
con esmero sus viñedos,
que fruto tan exquisito
se cultiva en este pueblo.

Envidia de la comarca
eran las viñas del pueblo,
donde la perdiz cantaba
y criaba sus polluelos.

Entre el pueblo y las bodegas
lleno de viñas y alfalfa
lo mismo que la perdiz
anidaba la avutarda.

Vino de prieto picudo
capricho de los mortales,
la gente a ti te guardaba
reposando en sus carrales.

Dónde estás rico clarete
que en las bodegas dormías?
Dónde está ese gran manjar
que en Malillos se bebía?

Siento profunda tristeza
al comentar las memorias,
de un lugar casi olvidado
y que pronto será historia.

Que no falte una oración
por los difuntos del pueblo,
debes tenedlos presentes
aunque tú te encuentres lejos.

Quiero enviar un abrazo
a los que el pueblo han dejado
y a pesar de ello no olvidan
a nuestros antepasados.

El que a Malillos vino y ha vuelto
es que quedó muy contento!!!

Comments